Rama negra

Nombre científico: Conyza bonariensis L. Cronquist.

 Nombre vulgar: Rama negra, vira vira, yerba carnicera.

Familia: Asteráceas

Origen y distribución geográfica

Es una especie nativa de América del Sur presente como maleza en Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y otros países de América y Europa. En Argentina esta ampliamente distribuida. 

Se reconocen tres varidades: var. bonariensis; var. microcephala Cabr.y var. angustifoliaCabr.


 
 Identificación y descripción

Ciclo y fenología: Es una especie anual que se multiplica por semillas, las cuales germinan principalmente en otoño e invierno, aunque un porcentaje de las semillas producidas son capaces de germinar en primavera. Dependiendo del momento en que emerge, su ciclo puede concluir a fines de primavera o a principios del otoño. Florece en primavera y durante el verano. Es capaz de establecerse en condiciones climáticas diversas, posee una buena adaptabilidad, sobre todo a áreas sin remoción.

Tamaño y hábito de crecimiento: Primero forma una roseta, luego desarrolla tallos erguidos, que en general alcanzan 60 cm; aunque pueden observarse plantas de 20cm o de 150cm de altura de altura. Las plántulas que emergen en otoño siempre forman una roseta basal; sin embargo las que emergen en primavera pueden formar roseta o no. 

Plántula: Cotiledones: ovados, peciolados, verde grisáceos.

Primer par de hojas: ovaladas, pubescentes, verde-grisáceas, borde entero o  con algún diente.

Tallos: tallos cilíndricos, subleñosos en la base, erguidos densamente pubescentes, verde grisáceos, poco ramificados hacia el ápice. Las ramas laterales sobrepasan el tallo central, característica que la diferencia de otras especies del género Conyza.

Raíz: pivotante

Hojas: enteras, alternas, pubescentes, las inferiores oblongo-lanceoladas, margen crenado, dentado o entero, las caulinares lanceoladas, dentadas y las superiores lineales, agudas. Las hojas superiores mas pequeñas que las inferiores

Inflorescencias y flores: en capítulos agrupados en amplias y alargadas panojas, blanquecinas con brácteas verdosas densamente pubescentes, muy pequeñas.

Frutos y semillas: aquenios comprimidos, de aproximadamente 1 mm de largo, papus de pelos blancos, suaves,  esta estructura le permite a la semilla ser dispersada por el viento. Las plantas pueden producir un elevado número de semillas (110000 semillas/planta). La mayor emergencia (80 %) se produce cuando las semillas se encuentran a menos de 0.5 cm  de profundidad. Germina en presencia de luz y los mayores porcentajes se registran a temperatura constante de 20ºC y a temperaturas alternas de 20/30ºC. Aunque la mayoría de las semillas pueden perder su viabilidad en el primer año, una parte puede permanecer viable en el suelo hasta 3 años.

Forma de propagación: semillas.

 

Observaciones:  

 

- Aunque en Argentina no se ha confirmado aún la presencia de biotipos resistentes a glifosato, si existen  biotipos resistentes a este principio activo en  Brasil; Colombia; Australia; EEUU; España; Portugal y Sudáfrica.

 

- En el país existen 22 especies del género Conyza; entre ellas podemos citar a  C. sumatrensis. Se diferencia de C. bonariensis principalmente porque las plantas alcanzan mayor altura, sus hojas son más anchas y el tallo principal es mas alto que las ramificaciones. Su ciclo es mas prolongado, florece mas tarde que C. bonariensis.



Control Químico

En los últimos años, esta especie se ha presentado en la región pampeana como una maleza importante y de difícil control con la tecnología de uso actual. En la campaña 2008/2009, probablemente favorecida por las condiciones de sequía atípicas, la detección tardía del problema, el empleo de subdosis de herbicida, etc., esta especie fue relativamente abundante y los tratamientos realizados con dosis normales de glifosato a comienzo de primavera, brindaron resultados poco o nada satisfactorios. Trabajos de investigación realizados durante el período 2008/2009, por investigadores del INTA de Oliveros (Protección Vegetal-Malezas) y de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR (Cátedra de Malezas), permitieron detectar que la sensibilidad de rama negra a glifosato estuvo fuertemente condicionada por el tamaño de las plantas. Así individuos relativamente pequeños, en estado de roseta de entre 3 y 8 cm de diámetro fueron satisfactoriamente controladas con 3 l./ha de una formulación de glifosato L.S. a una concentración de 360 g.e.a./l, en tratamientos realizados durante el invierno. Sin embargo esa misma dosis de herbicida aplicada en primavera sobre plantas de rama negra con tallos de 15 a 20 cm de altura no afectó en forma significativa a la maleza la que continuó su ciclo llegando a interferir con cultivos estivales. La combinación con herbicidas hormonales (2,4- D o fluroxipir) mejoró el desempeño del glifosato en el corto plazo y la adición de herbicidas residuales (p.e. metusulfurón metil) logró lo mismo en un plazo mayor (Tuesca et al. 2009).  Experiencias recientes sobre plantas de Conyza, en estado vegetativo pero en inicio de la elongación del tallo, mostraron que, los herbicidas hormonales pueden ser exitosamente sustituidos por inhibidores de PPO tales como carfentrazone, flumioxazin, piraflufen, saflufenacil u oxifluorfen (Papa et al., 2010).