Chloris ciliata

Nombre científico: Chloris ciliata Sw.

Nombre vulgar : Pasto borla

Familia: Poáceas 

Origen y distribución geográfica

Es una especie nativa, esta ampliamente distribuída; su presencia se cita en Chaco, Formosa, Misiones, Catamarca, Jujuy, Santiago del Estero, Córdoba, Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires y La Pampa. El género Chloris tiene alrededor de 60 especies, en Argentina se encuentran citadas al menos 15, muchas de ellas propias de sabanas o campos frecuentemente salitrosos. Las especies de este género se distribuyen principalmente entre los trópicos, pero en Argentina llegan hasta las estepas templadas a 50º lat. Sur.


 
Identificación y descripción

Ciclo y fenología: es una especie perenne (algunos autores la citan también como anual). Germina en primavera, vegeta y florece durante el verano.

Tamaño y hábito de crecimiento: cespitosa, erecta, con numerosos macollos comprimidos en matas densas de 20-60 cm de altura.

Hojas: Vainas glabras; láminas lineares, de 10-20 cm  de longitud, glabras o escabrosas, acuminadas. Lígula 0.3-0.4 mm generalmente asociada con pelos largos y sedosos.

Inflorescencias y flores: inflorescencias sobre cañas floríferas están formadas por 3 a 7 espigas de 2,5 a 7 cm de longitud dispuestas en un verticilo apical. Espiguillas de 2 mm; comprimidas lateralmente en 2 hileras sobre los lados inferiores del raquis. Lemma fértil prominentemente ciliada a lo largo de casi todo el margen y en el dorso; arista de 1-2 mm.

Frutos y semillas: cariopse de 1,4 mm cubierto por las glumas; necesita posmadurar a temperaturas bajas por alrededor de 8 meses  y luego con temperaturas alternas  de 20/30ºC se alcanzan buenos porcentajes de germinación. Necesita luz para su germinación cuando esta cubierto por las glumas; en ausencia de las glumas puede germinar también en oscuridad.

Forma de propagación: por semillas.

Observaciones: Las especies del género Chloris, están adaptadas a sistemas de siembra directa, no toleran labranzas.

Entre las especies del género hay malezas tropicales, especies con valor forrajero en campos naturales como C. ciliata y especies cultivadas como C.  gayana (Grama Rhodes).

Control Químico

Se ha informado de frecuentes fallas de control de malezas de este género  con glifosato. En este sentido,  Puricelli y Faccini (2005) determinaron que  Eustachys retusa y Chloris barbata fueron pobremente controladas con dosis baja o normales de glifosato en estado reproductivo pero fueron altamente susceptibles en estado vegetativo.

Se ha determinado que una única aplicación de glifosato, independientemente de la dosis, suele ser insuficiente para destruir la totalidad de las yemas de plantas desarrolladas, siendo necesarias aplicaciones secuenciales con dosis normales a partir del inicio de la brotación en primavera y repetidas a cada instancia de rebrote con la finalidad de reducir significativamente el banco de yemas; los graminicidas selectivos post emergentes también fueron eficaces pero no superaron al glifosato (Papa, 2008).